Época de buñuelos

Época de buñuelos

Los buñuelos de viento son bolas de masa elaboradas con manteca, harina de trigo y huevos. La masa frita puede llegar a doblar el volumen, y es por ello, que se les nombra: de viento, es decir, hinchados. Existen mil y una opciones de buñuelos con multitud de cremas y sabores que rellenan estos aperitivos en forma de bola.

En Pastinata proporcionamos buñuelos congelados rellenos de crema, nata, trufa…

Un aperitivo, que funciona perfectamente como desayuno, merienda, e incluso como postre. Se consume durante todo el año, aunque durante la época de la cuaresma todos los mostradores de pastelerías y confiterías queda invadidos totalmente por los deliciosas pastas. De hecho, también son conocidos bajo el nombre: buñuelos de cuaresma.

El origen de los buñuelos reside en la tradición cristiana que manda guardar ayuno durante la Cuaresma y la Semana Santa. Tradicionalmente los buñuelos endulzaban los días de aquella gente cristiana que decidía abstenerse de comer todo lo que quisiera.

La receta ha pasado de abuelos, a padres, y de padres a hijos. Muchos creen que la receta sigue exactamente intacta que en sus orígenes. Simplicidad, pocos ingredientes, y un resultado excelente es su ecuación.

Así pues, los ingredientes básicos para los buñuelos:

  • Harina
  • Agua
  • Huevos
  • Mantequilla
  • Pizca de sal
  • Azúcar glass

1.- Comenzamos poniendo en un cazo la piel del limón y la mantequilla. Agregamos agua y cocemos.

2.- Cuando rompa a hervir retiramos la piel del limón e incorporamos la harina y la levadura en polvo de golpe (ponemos la pizca de sal). Con la ayuda de una varilla mezclamos todo. Veremos que poco a poco se va haciendo una masa y se despegará del fondo (como vemos)

3.- Retiramos y dejamos enfriar. Ahora vamos agregando los huevos uno a uno y mezclamos. Al principio parecerá difícil que se integre pero poco a poco veréis que se va creando una masa.

4.- Ahora es momento de freír los buñuelos en una buena cantidad de aceite de girasol. Cogemos una cuchara y vamos incorporando porciones de masa al aceite medio caliente. Cuando digo medio caliente es que no debe estar a fuego fuerte porque se harían muy rápido y deben de freírse lentamente. Para que os hagáis una idea yo tengo 10 niveles de vitrocerámica y lo puse al 4,5.

Veréis que se están empezando a hacer porque se dan la vuelta solos y se van formando los buñuelos (como veis en el paso a paso siguiente)

Los tendremos como unos 6-8 minutos en el aceite.

5.- Directamente del aceite lo pasamos a una mezcla de azúcar y canela para que se pegue bien el azúcar y luego a un papel absorbente.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.